Ossobuco a la milanesa

Versión para imprimir
Ossobuco a la milanesa
Compartir facebook share twitter share pinterest share

Detalles receta

. Dificultad: Medio . Dosis: 4 personas . Tiempo de preparación: 1 hora y 40 minutos . Variedades: Arroz

Descripción

Esta receta ha sido tomada del Proyecto Crossroad, a cargo del 'Consorzio per la Tutela del Grana Padano' en colaboración con la Región de Lombardía y la Unioncamere. El proyecto se creó para la difusión de la marca Grana Padano en China y de los productos lombardos con marca de calidad: una síntesis perfecta de promoción comercial y valorización cultural.
El objetivo del proyecto es promover la versatilidad de los productos italianos de calidad también en las cocinas étnicas, con especial atención a la cocina china que goza de una larga historia y tradición, al igual que la cocina italiana.
Los productos italianos con DOP satisfacen el gusto de los consumidores extranjeros no sólo en las recetas italianas, sino que también pueden utilizarse en las cocinas de fusión para crear combinaciones originales y diferentes.

Ingredientes

4 osobucos
100 g mantequilla
Harina al gusto
300 g Pulpa de tomate pelado
1 manojo de perejil
30 g apio
1 limón
120 ml vino blanco seco
1 diente de ajo
50 g cebolla
2 hojas de salvia
1 ramita de romero
20 g aceite de oliva virgen extra
200 g arroz carnaroli
1 l caldo de carne
1,5 g azafrán en hebras
5 g médula
40 g Grana Padano

Procedimiento

Derretir la mantequilla clarificada en una sartén, enharinar ligeramente los osobucos y colocarlos en una sartén, dorarlos a fuego moderado por ambos lados. Añadir la cebolla picada, continuar la cocción y añadir el vino blanco. Tan pronto como el vino se haya evaporado, añadir los tomates y cocer durante una hora, añadiendo el caldo de vez en cuando.
Aparte preparar una gremolada con perejil, salvia, romero, la cáscara de medio limón rallado y el diente de ajo. Espolvorear el picadillo 5 minutos antes de sacar los osobucos del fuego.
Servir caliente con el risotto de azafrán, que se obtiene tostando el arroz en una cacerola con aceite, médula del hueso, cebolla picada, esfumando con vino blanco, añadiendo gradualmente el caldo y, ¾ cuando esté cocido, añadir el azafrán y el Grana Padano.
Compartir facebook share twitter share pinterest share
Siglacom - Internet Partner