Croquetas de arroz con ragú de carne, guisantes y Grana Padano

Versión para imprimir
Croquetas de arroz con ragú de carne, guisantes y Grana Padano

Detalles receta

. Dificultad: Medio . Dosis: 4/6 personas . Tiempo de preparación: 60 minutos

Ingredientes

Para el arroz
320 g de arroz Carnaroli
100 g de Grana Padano
70 g de mantequilla
1 l de caldo vegetal
1 vaso de vino blanco
1 sobrecito de azafrán
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta

Para el ragú de carne y guisantes
200 g de carne de cerdo picada
200 g de carne de ternera
picada 2
50 g de salsa de tomate
100 g de guisantes congelados
1 vaso de vino blanco
1 chalota
100 g de Grana Padano
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta

Para el empanado y la fritura
2 huevos
100 g de pan rallado
1 l de aceite de semillas para freír

Preparación

Procedimiento:
Freír la chalota finamente picada en una sartén antiadherente con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, añadir la carne picada y saltearla unos minutos. Reducir con un vaso de vino blanco y verter la salsa de tomate. Añadir sal y pimienta y cocinar a fuego suave durante 30-40 minutos. A mitad de la cocción, añadir los guisantes y mezclar mientras se sigue cocinando.
Mientras tanto, preparar el arroz tostándolo en una sartén con un chorrito de aceite durante unos minutos, reducir con un vaso de vino y añadir dos cazos de caldo caliente.
Continuar la cocción durante 15 minutos, añadiendo poco a poco cazos de caldo caliente sin dejar de remover. Dos minutos antes de terminar la cocción, añadir el azafrán. Al final de la cocción, retirar del fuego, mantecar el arroz con la mantequilla y el Grana Padano rallado, salpimentar y dejar templar.
Hacer croquetas formando con las manos bolas de arroz de unos 5-6 cm de diámetro, hacer un agujero con los dedos e introducir una cucharada de ragú y el Grana Padano cortado a cubitos, luego cerrar la bola de arroz recompactándola cuidadosamente.
Pasar las croquetas por el huevo batido, luego por el pan rallado y freírlas en abundante aceite de semillas para freír.
Servir las croquetas de arroz aún calientes.