Latteria Soresina S.C.A.

Matrícula: CR117
Via dei Mille, 13/17
26015 - Soresina (Cremona-CR)
tel. 0374 349111 - fax 0374 349299
info@latteriasoresina.it
www.latteriasoresina.it

Sede de producción de la matrícula BS655:
Via Castellana, 1/A
23032 Chiari (Brescia-BS)

Sede de producción de la matrícula CR103:
Frazione Forcello
26049 Stagno Lombardo (Cremona-CR)

Sede de producción de la matrícula CR122:
Via Roma, 44
26034 Piadena (Cremona-CR)
Latteria Soresina S.C.A.
El 5 de febrero de 1900, 19 agricultores, que casi de inmediato se convirtieron en 91, todos ubicados en el área de Soresina-Castelleone, que hasta entonces habían limitado su espíritu empresarial dentro de sus explotaciones, tomaron una decisión económica valiente; una elección que se demostrará ganadora para la solución de los problemas básicos de la agricultura de la zona de Cremona y del Po.
Las ideas claras y la disponibilidad financiera les convencieron a constituir, bajo la forma jurídica de Cooperativa, la Latteria Soresinese, a la que aportaron el capital necesario para la elaboración de la leche.

Encomendaron su suerte a un hombre de gran envergadura, claridad de propósitos y astuto administrador, el Ing. Antonio Landriani.

La puesta en funcionamiento tuvo lugar el 11 de noviembre de 1900. Los 91 socios suscribieron 2918 acciones de 50 liras cada una, aproximadamente 1600 € hoy, para un capital social de 145 900 liras, a los valores actuales equivalente a unos 4650 €.

Los productos de Latteria Soresinese se afirmaron rápidamente en el mercado y entre los consumidores por su elevada calidad, primero en Italia y después en el resto del mundo.

Durante las dos guerras mundiales, las producciones de Latteria Soresinese se limitaron drásticamente para el mercado tradicional con el fin de garantizar el suministro de queso y leche esterilizada al ejército italiano, a los hospitales y a los grandes centros urbanos. Fueron decisiones debidas a la sensibilidad hacia las necesidades de los destacamentos en guerra y las poblaciones civiles, afrontadas con sacrificios hacia el mercado.

Sobre todo después del final de la Segunda Guerra Mundial, Latteria Soresinese reanudó con decisión su producción, destinándola a los viejos mercados de consumo, fortaleciendo su posición en la industria láctea italiana y potenciando la organización industrial y comercial.

Se hicieron esfuerzos continuos y considerables para acrecentar el potencial receptivo y laboral de los establecimientos, para crear nuevas secciones con nuevas instalaciones y nuevos almacenes.

Se puso igual cuidado y compromiso en el tratamiento y control de la leche, pero al mismo tiempo en la asistencia a las granjas de producción, en el servicio de análisis, en la diversificación de los distintos tipos de quesos siempre en busca de la mejor calidad, y en la producción de mantequilla, famosa por su excelencia, tanto que "Soresina" se convirtió en sinónimo de buena mantequilla.

Quien nos cuenta la historia di Soresina es Tiziano Fusar Poli, el Presidente, quien afirma “"un siglo de historia es garantía y testimonio de que la fuerza de Latteria Soresina, indudablemente reconocida, se deriva precisamente de la elevada tradición y excelencia de sus productos típicos, posible gracias a un estructura de producción cada vez más moderna y eficiente, pero también a los esfuerzos inteligentes de los socios aportadores, de hacer llegar a la Cooperativa para la transformación una materia prima de altísima calidad”.

Nos despedimos de Fusar Poli para conocer a Luigi Ferrari, él se encarga de llevar el Grana Padano a más de 60 países del mundo. Nos cuenta que en muchos años de actividad ha oído un montón de cosas:

"Las preguntas más raras que me han hecho seguramente son los siguientes:

- Why it is so big? (¿Por qué es tan grande?)

o bien

- Can you make it smaller? (¿Puedes hacerlo más pequeño?)

Y, varias veces, después de haberme afanado a describir las características peculiares del queso, alguien me decía: “So, this is a parmesan?!” (Entonces, ¡¿esto es un parmesano?!"


Como viajero apasionado, un episodio ciertamente simpático es haber encontrado, en la única y pequeña tienda de Illulissat, en la Groenlandia centro occidental, ¡¡2 cuñas de Grana Padano envasadas al vacío!! ...sin embargo, desafortunadamente, ¡¡eran de la competencia!!
Compartir facebook share twitter share pinterest share
Siglacom - Internet Partner