Alimentacion de las vacas

El Consorcio verifica el cumplimiento de las normas de alimentación del ganado.

Por eso es tan importante la alimentación de las vacas de las que se ordeña la leche, y es el pliego de condiciones el que regula con todo detalle qué alimentos pueden utilizarse y cuáles deben excluirse. En la actualidad, junto a los pastizales permanentes utilizados en algunas zonas de la zona de Mantua, existe un nuevo tipo de pasto, cultivado en rotación con otros cultivos, entre ellos la alfalfa, considerada la reina de los cultivos forrajeros. Con el paso de los años, se han añadido praderas de verano y otoño y el maíz forrajero se ha convertido en el símbolo de la agricultura del Valle del Po destinada a la producción ganadera. Por último, los criadores recurren a menudo al llamado "plato único", es decir, un tipo de comida siempre igual, pero cuyos componentes deben cumplir los dictados de la normativa de producción.